Bajo La Luz De La Luna

26 enero 2006

OSCURIDAD

Dentro de mi agujero sueño con la luz; con un Sol desgarrador que me haga cerrar los ojos por fuerza, y no esta oscuridad, que ya no recuerdo si tengo los ojos abiertos.
Recuerdo los días jugando en el parque: Marta bajando por el tobogán, Marcos chutando la pelota...yo también jugaba y me perseguía Bigotes, mi perro.
Ahora solo estiro la mano y toco fondo, muevo un dedo y ya me duele, y no oigo más que ratas.
Pienso en la luz que me calentaba en verano. Los días de playa. El sonido de las olas. El olor de Coco de la crema protectora. El tacto de la arena... Ahora solo oigo gritos y, a veces, el traqueteo cuando pasa el tren por la via. Olor? sólo de humedad y mi sudor. Tacto? ya solo toco la fría pared, la sucia camisa que llevo y mi áspera piel. El último tacto humano fue la asquerosa mano de aquel tipo el día que llegué y la paliza que me dieron, cuando sonreí.
No he tenido ningún otro contacto, ni quiero más.
Sólo alguien me pasa comida por la obertura de la puerta.
Grité tanto mientras me pegaban que mi fama de loca me encerró aquí, en este agujero sin ventanas ni barrotes, cuatro paredes desnudas y una camisa de dormir.
Seguí gritando durante días y días para que me sacaran de aquí. Cuando me callaba me traian agua. Aprendí a callar.
No he podido dejar de pensar ni he podido aprender a olvidar, no hay manera de salir ni de morir.
Si, la muerte. Lo he pensado tanto... Morir seria mi salvación, por eso hace tiempo que no como, y el dolor en mi cuerpo comienza a no dejar que me levante.
Días? meses? no lo sé, siempre tengo la misma luz, ninguna. Siempre la misma calor y sobretodo siempre la misma duda: por qué?
Aún no entiendo que hago aquí pero me he imaginado tantas versiones de aquel día que ya no recuerdo cual es la real.
Siento los pasos de siempre, se agacha, deja una bandeja y la hace resbalar para que caiga el contenido por la obertura, veo una mínima luz, sus zapatos de tacón, sus uñas pintadas... no hay pan, ni agua, ... sólo una llave.
Siento sus pasos al irse, como corre.

30 de Julio de 2004 . SJR .

4 comentarios:

  • Cara de ángel.
    No puedo aprehender tanta luz, sin embargo tras su lectura un ritmo musical llena la habitación toda y voy rápidamente a acostar mi sueño para que el ruido de la rutira no lo rompa.

    De Blogger Sisifo, A las 01:01  

  • Es muy trágico. Todos hemos vivido nuestro pequeño vietnam, pero la muerte no ayuda en nada.. te habla la voz de la experiencia, porque si llegas a pensarlo un poco, todo pasa.
    Todo termina y tu tienes un día más por el que dar gracias para hacer todo lo que tu quieras. Puede que no hoy, ni mañana, pero tendrás tus 15 minutos de fama, y si te portas bien, toda una vida para disfrutarlo.

    De Blogger Peppermint, A las 21:32  

  • Quien más y quien menos ha vivido una temporada en la cárcel. Tener una prision en el pasado, y a veces eso es lo que nos ayuda a ver que somos capaces de salir de la mayor de las condenas :)

    Un abrazo enorme

    De Blogger Isthar, A las 15:58  

  • Agónico ese texto. Pero aplaudo : plas, plas ... NO más pues el reconocimiento sienta hasta bien pero el halago peerjudica, estropea.

    Criticable resulta el estilo, gris y demasiado resentido para lo jóen que eres.

    Pero bueno, lo vital es expresar fiel a lo que se siente y sin forzar aunque ... Hago lo mismo que critico, pudro lo que pienso.

    El sueño arormenta mi mente. Volveré menos comatoso a aportar mi grano de arena para rescataete del derrotismo.

    Ello debe ser genético o educacional pues tu hermana tiende a lo mismo, a la melancolía.

    Mañana será un nuevo día con las pilas recargadas.

    Te quiero, pochola.

    Amor de hermano, destensa a Rober.

    Bye.

    De Anonymous Pasquinel, A las 00:10  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



<$I18N$LinksToThisPost>:

Crear un enlace

<< Página principal